¿Cómo deshacerte del estrés?

SONY DSC
Ilustrado por la artista Sampedrana, Nancy Sabillón. ✨

El estrés  es una fatiga que nos priva de nuestra felicidad y también invade nuestras relaciones sociales. Recuerdo que cuando recién entré al colegio (séptimo grado) me dejé consumir por este mal. No obstante, me cansé, me harté de la situación. Entonces aprendí a usar la serenidad para pensar y actuar. A continuación te recomiendo 3 hábitos que puedes practicar para ya no ser más ese estresado que no disfruta de su vida.

El estrés es el resultado de no usar tres capacidades humanas: fe, dominio propio y creatividad.

  1. Fe. Siempre como cristianos, buscamos la oportunidad de divulgar el evangelio. No obstante, necesitamos de acciones que confirmen que lo que decimos es cierto. A lo que quiero llegar es que muchas veces algunos dicen: Dios es Todopoderoso y luego allí andan quebrando su cabeza sin saber para donde agarrar. Fe no es simplemente creer en Dios, es CONFIAR en su SOBERANÍA. (Filipenses 4:6-7) ¡A la próxima úsala! Para tener la certeza de que aun en ese momento en el cual tienes mil y un problemas Dios los resolverá. El Señor hace milagros cotidianos, él arregla tu vida pero debes de confiar en ello para verlo realizado.
  2. Dominio Propio. Si no quieres estresarte, debes controlarte.  ¿Acaso avanzas en algo cuando te estresas? ¿Resuelves algo? O ¿Inútilmente esperas que todo se arregle con una actitud negativa y tóxica? ¡Organízate, planea, sacrifica tu tiempo, no seas bruto peleando solo para alegar! ¡BUSCA SOLUCIONES! Para no estresarte tanto, debes ocuparte más de tus prioridades, hacerlas con agrado y luego tendrás tiempo para relajarte, pero no busques estar de pijamas cuando va saliendo el sol. Muévete. Disciplínate. ¡Corre! ¡Ríe y Sonríe!
  3. La creatividad. Todos tenemos la habilidad creadora. Por naturaleza podemos inventar muchas cosas. Cuando se nos presenta algo inesperado, en lugar de frustrarnos, debemos ver lo que tenemos y hacer lo que podemos con lo que disponemos. Pero jamás cometer el error de estresarnos. ¡No te quedes sentado! Siempre hay una solución y a veces (NO SIEMPRE) la solución es aceptar lo que está sucediendo y bueno… intentar hacerlo mejor a la próxima.

Me despido con una frase:

¡No sea estúpido, cálmese, piense, tenga fe, trabaje duro, y no se complique la vida; de lo mejor de usted y ya!

A pensar…

¿Si yo digo ser una persona cristiana, entonces por qué no creo en que Dios tiene el control sobre mis dificultades, y sobre todo aquello en lo que no puedo intervenir? ¿Debo seguir estresándome cuando Jesús ya me ha prometido no abandonarme y salvarme?

¿Será que me estreso porque en realidad nunca le doy importancia a lo que debo hacer primero y luego los pendientes me ahogan? ¿Será que hablar con el novio fue más importante que estudiar para el examen que luego reprobaste?

¿Me considero inteligente pero no puedo solucionar problemas? ¿Será que cuando me equivoco debo aprender del error y no estancarme en el? ¿Será que puedo ver oportunidades en  medio de los obstáculos?

💚¡Un suspiro de alegría le deseo!💚

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s