¡Ser inestable es fallar!

this

Si hay algo que me molesta son las personas que cambian sus reglas y diligencias de acuerdo al estado de ánimo que andan. El año pasado todavía yo era así, pero ahora no y comprendo que no debo dejarme llevar por las emociones. En el artículo de hoy te exhorto a ser constante en lo que haces.

Existe una bella palabra que se llama disciplina y existe un sentimiento que se llama sacrificio. Si la disciplina y el sacrificio se unen dan como resultado el éxito sobre cualquier proyecto. Mira, este consejo de ser constante aplica para todo en absoluto. Según lo vayas practicando te darás cuenta de lo crucial que es.

Debes establecer metas para cada día y en cada momento, pues una jornada sin objetivos es como un comediante que contó chistes pero no logró hacer reír a nadie. Cuando el sentimiento de ociosidad se quiera apoderar de ti, por favor, levántate y sigue la próxima tarea que tienes planeada para el día de hoy, escríbelas y márcalas al haberlas terminado. Puede que te cueste pero no debes desistir, sé burro para renunciar a lo que debes hacer. Ejemplo: ¿Dejar esta misión inconclusa? No sé qué es eso.      

Las emociones van y vienen pero saca ventaja de ellas y no dejes que ellas saquen de ti. Crea emociones que te hagan terminar lo que tienes que hacer, vive de emociones que vayan en armonía con tus metas. Porque imagina que llegues a tu casa y tengas al día siguiente un examen muy  complicado e importante pero sólo porque se te vino a la mente la idea de querer divertirte dejarás el estudio para justo minutos antes del examen, seguramente no obtendrás buenas calificaciones, y todo por haber tomado una mala decisión. (Ya te aburrieron en la clase de cívica con el tema de la toma de decisiones, pero ¿aprendiste?) Si quieres llegar a cumplir tu sueño debes vivir con reglas, normas, y cumplirlas, conviértelas en tu ley y que no sean violadas por su propio autor, porque sería una vergüenza y estupidez. Piensa en que al final del día irás a dormir sin estar en la cárcel de la preocupación.

Espero lo practiques, porque no quiero verte aplazando tu éxito sólo por no tener la suficiente determinación como para ser estable.

Me despido diciéndote que Dios te ayudará si encomiendas tus planes a él. (Proverbios 16:3)

Con amor,

Amparo Cribas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s