Cuando todo vaya mal

Cuando todo vaya mal, cierra los ojos, ora, confía, llora e imagina. Imagina que ahora que todo va mal tendrás la oportunidad de pensar en por qué va todo así.

Imagina que aún hay una salida para ese problema aterrador. Cuando todo vaya mal, suspira y da las gracias porque aunque todo vaya mal puede que después vaya bien, porque estás todavía viviendo.

Recuerda todo lo bueno que te ha sucedido, sí, cuando todo vaya mal. Recuerda la inesperada sonrisa de aquella persona que te vio llorando y no tuvo miedo, pero mostró sus dientes. Recuerda, aquella o aquel que dijo, qué bien se ve hoy. Recuerda el gracias que te dijo la mujer exigente, después de que habías trabajado tan duro. Recuerda, la persona que te abrió la puerta cuando venías tan cargado. 

Cuando todo vaya mal recuerda aquel sueño que dijiste que cumplirías y termina allí todo. Lucha por lo que quieres. Si no lo haces, todo seguirá yendo mal.

2 comentarios sobre “Cuando todo vaya mal

  1. I’m so proud of you , it’s amazing all the things youre doing at your short age , God is gonna take you even higher , there’s joy in my heart when I read up your lines it seems that it was just yesterday when I saw you in a preschool chair ! Love you so much God bless you! Always

    Me gusta

    1. Thank you so…so much. You have been an awesome pillar during my preparation, I still remember the teacher who relied on me since the beginning; you are the one who said: you got the gift of the word!… To God be the glory! & AMEN!!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s