No sea Sinvergüenza

Usted ha conocido a personas que se parten el lomo (se esfuerzan demasiado) trabajando y que además tienen problemas emocionales por la pérdida de un pariente o por el mal comportamiento de sus hijos, etcétera. Pero, de igual manera sigue, y son muy productivas y generosas con su tiempo porque han aprendido a valorar cada minuto. Yo sé que usted ha visto gente así, todos lo hemos hecho y definitivamente es admirable. 

Ahora, no le estoy diciendo que sea usted así, cada quien lleva su ritmo como le place, mas lo único que le pido es que no sea sinvergüenza. 

A continuación una serie de preguntas que quiero que se conteste 

1. ¿Puede ver?

2. ¿Puede escuchar? 

3. ¿Puede hablar?

4. ¿Se puede parar?

5. ¿Se puede mover?

Entonces muévase y haga lo que tenga que hacer: USTED. ¡No pretenda saltar de favor en favor sólo para mantenerse cómodo! Si usted no puede hacer lo que las personas mencionadas al principio pueden entonces no las haga, pero tampoco busque quitarle el tiempo a los demás. Eso se llama ser un sinvergüenza y… ser dependiente de su dejadez. 

Me despido con ánimos de ayudarlo, y si siente que lo ofendo… ¡Lo felicito, la pereza le permitió tener un sentimiento fuerte 😂! Eso ya es ganancia.

Es broma, me despido con este versículo bíblico que es muy motivador y preciso:

Proverbios 20:13Reina-Valera 1960 (RVR1960)

13 No ames el sueño, para que no te empobrezcas;
Abre tus ojos, y te saciarás de pan.

2 comentarios sobre “No sea Sinvergüenza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s