¿Qué la hace una buena amistad?

En las amistades se invierte excelencia a veces consciente o inconscientemente y como se hace, existen cualidades que califican a las amistades como buenas. Aquí comparto unas con el ánimo de meditar un poco en la bendición que los amigos nos proveen.

1. La Sencillez. Una linda amistad es sencilla; hay espontaneidad. El único compromiso que existe es el de regalar tiempo de calidad, los detalles materiales deben ser siempre una opción.  De lo contrario, se puede acostumbrar a recibir regalos y una vez eso acabe o se pause puede causar problemas. En esta sencillez nadie busca sorprender a nadie y si se hace es sin esperar algo a cambio.

2. La Receptividad. Existirán ocasiones en las que tu  amigo necesita más ser escuchado que tú. Estos tiempos de sacrificio son hermosos: cuando escuchas a alguien puedes captar en qué necesitan ayuda. En otras ocasiones, sencillamente se escucha para aprender lecciones valiosas y este acto es único.

3. El Respeto al tiempo de interacción. Cuando en una amistad se mantiene un equilibrio en el tiempo que se habla se logra abarcar los temas con más profundidad. A veces algunos hablan por quince minutos y el otro solo por diez, no importa cuánto lo importante es no interrumpir. 

4. La Disposición. Se necesita tener la voluntad; estar dispuestos a que funcione la amistad. Dispuestos a ahorrar para una salida, o a ir a visitar a un amigo cuando está enfermo, o a apoyarlo en su sueño que parece loco o muy serio pero es muy importante para él o ella.

5. El arte de ceder. – Habla tú,

– no, tú primero…

– está bien.

 Eso es lindo.

Escogemos verde o rosa?

Cualquiera, el que tú prefieras.

No todo el tiempo se puede ceder, pero hacerlo es un acto de amistad grandioso. Es un sacrificio en muchas ocasiones y en una amistad saludable se valora y se hace recíproco el acto.

Debemos ceder en muchas cosas ya que no todos compartimos los mismos gustos. Cuando se ama a un amigo se puede respetar lo que él cree y no insistir demasiado porque el hacerlo podría ser una ofensa. 

6. La Oración y Motivación mutua. Cuando oramos por nuestros amigos les estamos haciendo un regalo que no tiene precio, encomendamos sus vidas a Dios para que él actúe y bendiga. Sabemos que Él nunca falla ni omite nuestras plegarias. Al mismo tiempo, cuando motivamos formamos un espíritu lleno de valentía y amor en el corazón de la amistad y eso es memorable, cuando hay tiempo de prueba la motivación permite vencer con éxito esos obstáculos y también permite triunfar en las metas propuestas e incluso excederlas.

7. La lealtad. Una de las cosas que más de disfruta es ésta. Tener a un amigo que te apoye en las buenas y malas, alguien que sea incondicional, alguien que lo que tenga que decir lo diga frente a frente y que lo que le cuentes en secreto lo mantenga. Ese amigo que comprende que fallas y que te perdona.

Estas 7 cualidades de una buena amistad son pequeñas cosas que nos roban el corazón y nos permiten disfrutar al máximo esos lazos. Todos somos capaces de ser ese buen amigo pero hay que decidir serlo y podemos tomar algunas de éstas para enriquecer esta relación.

Me despido con un corazón agradecido,

Porque mis amigos son una de mis mayores inspiraciones y sin ellos no sería quien soy porque mucho de lo que soy lo he ganado aprendiendo de ustedes.

Los quiero mucho,

Dios los bendiga… aún más. 💞💟

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s