Colegas de Cristo 

 

Basado en 1 Corintios 1:6-9

Nosotros  somos los confirmadores y testigos del evangelio. Cuando decidimos proclamar lo que él hizo más personas lo conocen. Nosotros trabajamos para ser sus representantes y Dios por su fidelidad  nos paga manteniéndonos firmes en fe y espíritu. Él  nos bendice con dones , es decir, provee conforme a nuestra necesidad.

Cuando tomamos a Dios como nuestro jefe nos convertimos en colegas. Esta metáfora nos puede ayudar mucho en nuestra vida espiritual, pues todos sabemos que si tenemos un trabajo adquirimos un compromiso.

No hay nada más lindo que trabajar junto a Dios. Sabemos que nos llenará de gozo y que cuando no sepamos cómo salir de un problema él nos sacará de allí. La experiencia que ganamos en este digno trabajo es una fe más fuerte que aprendió a serle cabal a Dios, tal y como él es con nosotros.

Sé que a veces estamos cansados ya sea físicamente o incluso a veces es peor cuando sabemos lo que queremos pero las emociones nos detienen. Pero una vez nos convertimos en colegas de Cristo ya nada nos puede separar de su amor y sabemos que su amor nos da descanso, nos da paz y una esperanza firme.

Si hoy sientes que no tienes motivo para seguir recuerda que Cristo es más que un motivo, él es el camino, la verdad y la vida. Para los Cristianos sólo hay pausas pero jamás finales, por su gracia somos salvos. ¡Adelante!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s