4 trucos para asear sin renegar

07d615e0

¿Te ha pasado que tus padres se van de la casa y cuando regresan… aún el mismo relajo? A mí también, muchas veces me sucedió. ¡Qué regañadas las que nos hemos ganado! Y si no tenemos suerte, pues hasta un par de fajeadas. Bueno, ¡aquí te traigo la solución! No más molestias para tus padres, ni para vos.

  1. Piensa en los beneficios. Ser aseado y hacerlo sin necesidad de que te lo digan dará constancia de que eres disciplinado y por lo tanto más independiente. Esa es libertad verdadera.
  2. Que sea lo primero en tu rutina. ¡Sí, házlo en la mañana! De lo contrario será una fatiga durante tu día, y además ¿Qué prefieres? ¿Estar en un ambiente armonioso o uno desagradable?
  3. Desarrolla técnicas. Por ejemplo si barres y trapeas todos los días, puede que un día muevas todo y el otro no. Parecen cosas pequeñas, pero ayudan a optimizar el tiempo. Además siempre pon todas las herramientas en el mismo lugar, así no tienes que andar buscando después dónde quedó el trapo, o el detergente, o el bla bla bla.
  4. ¡AMA EL ASEO! ¿Estás loca, Amparo? No, para nada. Cuando uno ama lo que hace todo parece divertido, y mantener la casa o tu cuarto limpio es algo por lo que puedes enorgullecerte. Pues al fin y al cabo es obra de tus manos y también favorece a un ambiente tranquilo.

¿Sencillo, no? ¡Por último te digo, que te relajes, que pongas buena cara 😄😊, al final te acostumbras y es pan comido!🌠

un-dia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s