Ante las Injusticias 

​Cuando la injusticia abunda a nuestro alrededor es natural empaparnos de ira y resentimiento, pero Dios nos invita a ser siempre misericordiosos, que la dulzura y la serenidad que Cristo provee sean nuestras manos y ojos para plantar un poco de luz en todo corazón. Cuando aprendemos a orar y a pedirle a Dios que interceda en estas injusticias él atiende nuestro llamado, su soberanía toma todo lo que nos asusta y lo convierte en claridad pero nunca debemos tomarnos la justicia en nuestras manos si ésta nos desvía de amarnos los unos a los otros como Cristo nos ha amado. ¡Feliz día, recuerda que el Espíritu Santo vive en ti y si le permites liderar esquivarás muchos escollos! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s