5 Consejos que me Conmovieron ðŸ˜²

FSCN3231

Los consejos son una bella advertencia y motivación para crecer como personas. Una vez que aprendemos a valorarlos, nos evitamos muchos sinsabores que nos hacen desperdiciar tiempo. Cuando estamos pequeños aprendemos a seguirlos a regañadientes, mas cuando ya somos adolescentes y adultos nos damos cuenta de que ha valido la pena. En este artículo te comparto 3 de los consejos que realmente han cambiado mi vida, y aunque no son los únicos, estos son los que últimamente más repiquetean en mi memoria.

  1. ¡Sea prudente! Este consejo me lo inculcó mi papá. No hay nada más desagradable que escuchar palabras que no encajan, presenciar actos que incomodan y tener que pasar vergüenzas por no ser un tanto considerado, observativo y paciente. Si usted está con una persona importante como su jefe, no va a pretender ganarse su confianza contándole un chisme, mucho menos denigrando a un compañero. Si usted ve que alguien está comiendo y se ve muy hambriento, no va a pedirle comida. Si usted ve que alguien está tatuado y a usted no le gusta la idea, no empezará a juzgar.
  2. Aprenda de los espejos. Cuando mi madrina, Mijelin, me relataba éste, suavizaba el consejo diciéndome: “Nykoll, la gente dice que uno tiene que probar por sí mismo, y cometer sus propios errores, pero eso es mentira, uno tiene que aprender de los de los demás”. (Mi interpretación: no sea estúpido… ) Entonces, si usted sabe que  Don Tato por emborracharse asiduamente murió de cirrosis ¿qué le hace pensar que usted tiene algún poco de ADN inhumano que le hace inmune a tan obvio mal? o ¿que le hace creer que si experimenta por sí mismo fabricará algo distinto de fracaso?
  3.  Â¡Siga con la misma intensidad! Cuando mi tío Miguel escuchaba cuán arduamente estaba estudiando en la universidad me dijo: “seguí así, pero no le bajes la intensidad”, aun cuando uno va en el mejor de sus momentos, debe darle más duro, construir hábitos sanos e innovar, jamás bajar la guardia. El adagio popular de: “cría fama y échate a dormir” quedó totalmente obsoleto, ya no era funcional, lo quité e implanté este nuevo.
  4. No vaya por lo sostenible, sino por lo imposible. Cuando le hablaba a mi amigo, Adrián de que últimamente tenía en tregua el blog, y que estaba pensando en algo nuevo que fuese sostenible y que no interfiriera con mi carrera, me dijo lo siguiente: “Sí , Amparo, pero recordá que todo lo sostenible termina en algo que sube o baja, tenes que ver el camino con ambición y sé que sos capaz de hacerlo.” Tenemos que arriesgarnos a ir por más, puede que no sea lo más fácil pero si lo que más nos hará feliz.
  5. Estese satisfecho pero no conforme. Cuando charlábamos con Nelson Guevara, el destacado fotógrafo sampedrano (en Instagram como noneguevara), acerca de su experiencia en el arte, me dijo eso mismo: “estoy satisfecho con mi trabajo, pero no conforme”. Cambió mi perspectiva, me dijo en simples palabras: uno debe sentirse orgulloso de lo que hace, pero debe buscar mejorarlo, reitero: ” innovación”. Acerca de esta amena plática, hay más que aprender lo pueden consultar en: Críticas y Halagos; al descubierto.

¡Espero que les hayan servido! ¡Espero que hayan recordado algunos! ¡Espero que los practiquemos! Te invito a que me cuentes cuál te gustó más y a que me compartas cuales han cambiado tu vida.

Con amor a la edificación 🚀,

Amparo Cribas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s