¡No siempre debes ayudar!

j-w-675142-unsplash

El título de esta nota, me asusta. Pese que lo escribí con mis propios dedos y pensamientos, sigue asustándome. Pero saben bien, que no soy nada convencional y mis enfoques no son en su totalidad triviales. Generalmente, hay una razón por la cual elaboro estos artículos. Y bien, ésta es una experiencia personal.

Verán, desde que soy pequeña mi papá me hacía saber cuan capaz soy de realizar muchas actividades. Me acostumbré a que depositara siempre su fe en mí. Ahora, él ya no está para recordármelo. Y me cuesta tener que hacerlo sola. Quizás nunca pueda confiar en mí de la manera que él lo hizo.

Hace unos meses atrás estuve trabajando en un proyecto, un tanto secreto, y quienes me brindaron ayuda, la dieron, pero no de buena gana, mucho menos con buenas intenciones.

Cuando las personas reemplazan la paciencia por gritos, desesperación y enojo aunque pretendan ayudar no lo harán.

Harán algo distinto: te lastimarán, te van a desmoralizar, y eso es un delito. Jamás me había sentido tan mal hasta ese entonces en el que yo habiendo sobrellevado tantos obstáculos en mi vida me veía bajo la lluvia de una tormenta de mala ayuda.

A la próxima vez en que quieras ayudar a alguien, si no crees en él o ella, mejor ni te acerques, porque las personas necesitamos un voto de confianza, eso es la mejor ayuda que se puede recibir; la intención, la buena intención es la que realmente cuenta. ¿Saben? No hay nada peor que alguien que te haya hecho sentir estúpido cuando tú solo necesitas más información  o más práctica o incluso sencillamente más aliento.

Me perdonan si no cambio las redundancias en este artículo, no quiero estética aquí, quiero sinceridad. Que por favor se pongan la mano en la conciencia antes de ser una voz que se repite en la mente de una persona y que se repite porque le ha afectado negativamente.

Al mismo tiempo, les recuerdo que pueden guardar su dignidad y no dejarse dañar por alguien que los quiere “A Y U D A R”.

¡Saludos!

Con amor,

Amparo Cribas.

Iván, te quiero.

Pueden escribirme a nykollcribasc@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s