La carta que nunca acaba

11/6/2019 9:32 p.m.

Te escribo una carta,

hoy.

Te escribí una ayer,

te escribiré una mañana

y quizás al soñar te las puedo entregar.

Ver partir al hombre más fuerte que he conocido en toda mi vida, fue un evento que me destroza y el cual no pude en ese momento, y tal vez tampoco ahora en su totalidad asimilar. Así como los niños pequeños dicen que su papá es su héroe, él sigue siendo el mío. Podría sin parar nunca, contar solo una parte de todo lo que mi papá hizo por mí y continúa haciendo. Digo “continúa” porque para mí no se ha ido, y también porque cada una de sus enseñanzas perduran dentro de mi corazoncito y dentro de mi alma. A mi papá lo adoro. Por eso sigo, adelante, porque sé que nos queremos tanto que aún la muerte no logra separarnos por completo. Aunque cómo me gustaría volver a compartir una de mis anécdotas con él o cualquier relato de fracaso o éxito.

Sigues siendo mi papá.

Te amo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s