Busca un amigo

La respuesta es no. No puedes luchar con ésto solo, Ricardo. “Pero, nadie me puede ayudar.” – “Hay alguien, búscalo”. – “No hay nadie, señorita”. Las excusas crecían y la voz de mi maestra me irritaba una y otra vez, yo solo quería luchar con ésto sin tener que molestar a más nadie. Es mi problema y no el de los demás. “Ricardo, una última cosa: ésto no es para siempre… hoy puedes necesitar ayuda, mañana ya no.” Aquella promesa que me garantizaba que sería una asistencia efímera, me hizo proceder. Busqué un amigo.

La ayuda idónea no es fácil de encontrar, pero cuando la necesites ve por ella, aparecerá.

Un comentario sobre “Busca un amigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s