Tesoros Nuevos y Viejos

Hoy analizaba sobre cómo en algún momento somos capaces de dominar algunos mandatos de Dios, y luego se esfuman de nuestra mente o simplemente ya no están tan frescos. Es por ello imprescindible nutrirnos día a día de la Palabra de Dios. La palabra del Señor es lo que llamo un misterio, y el hambre por ella es algo difícil de describir porque no siempre se tiene, pero cuando sí, es como si un milagro ocurre dentro de nuestros corazones. Uno que nos llama a cosas extraordinarias, cosas divinas. 

En este anhelo por la palabra de Dios me topé con algo que no conocía y ahora he descubierto. No todos los mensajes de la Biblia son tan claros como parecen. De hecho, es en fe, que lo más evidente se transmuta, toma otra forma y nos sirve. Sí, escuchaste bien “nos sirve”, es como si Dios lo tuviera muy calculado, y duda no me cabe de que así sea… Me parece que Dios dijo “le enviaré esta herramienta a mi hijo para que resuelva esa inquietud que le roba paz”. 

Entonces, después de haber leído el discurso parabólico en Mateo 13, volví hoy “aparentemente sin querer” a los versículos: 

Tesoros nuevos y viejos

51 Jesús les dijo: ¿Habéis entendido todas estas cosas? Ellos respondieron: Sí, Señor.

52 Él les dijo: Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.

Supe en ese momento que así somos los humanos, teniendo a Jesús. Él es el reino de los cielos, y dentro de este tesoro que decidimos aceptar en nuestras vidas, aún nos quedan cosas viejas, que podemos poner a un lado, cosas nuevas por las cuales podemos aprender a vivir. Y no son las viejas malas, por ser viejas, pueden haber nuevas y ser malas también. Pero en fe, sabemos discernir, y decidir con qué quedarnos y qué desechar.

Esa interpretación que les acabo de dar es muy personal. Es algo que sentí. 

La interpretación de estos versículos en mi Biblia de estudio, es un tanto diferente y se los escribo literalmente. 13:51-52 ¿Han entendido? Sí. Los verdaderos discípulos crecen en entendimiento a través de la enseñanza de Jesús. Ellos son como el hombre que saca de su tesoro lo que es nuevo y lo que es viejo, en ello ellos entienden ambas “la nueva” revelación desde Jesús y ćomo eso cumple las “viejas promesas” en el antiguo testamento. 

Quizás mi interpretación no tenga nada que ver con el mensaje teológico y con el propósito original de este pasaje bíblico. Pero creo que eso son las interpretaciones ¿no? Nuestra huella en algo que decidimos tocar. 

Feliz domingo. Espero que su vida siga creciendo en amor, pues es éste el auténtico mensaje del Evangelio resumido en una palabra. 

Esforcémonos por conocer la Verdad. 

Pues es la vida encontrada en ella.

  • Amparo Cribas

Extraído de “Cosas que aprendo de Mateo”

Éste texto no ha sido editado, sino publicado inmediatamente después de hornearse en mi ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s