¿Cómo tratar con compañeros irresponsables?

En la universidad, en el colegio, en el trabajo, en nuestra casa… existen personas irresponsables y porque ésto es una realidad, aprenderemos a lidiar de una excelente manera con este inconveniente.

Lo primero a considerar es que no te puedes deshacer de ellos. Es un deber trabajar con ellos. No obstante, en la última instancia, sí se tiene que hacer algo.

1. Una actitud positiva. Atención, querido o querida, tengo que hacerte saber lo siguiente: eres un líder y tienes que jugar un papel en especial. Para desempeñarlo de manera sublime es importante que mantengas siempre la calma. Con toda la elegancia del mundo debes excluir de este ambiente de trabajo “los prejuicios” y debes pensar que tu equipo es el mejor “un sentido de pertenencia” siempre marca la diferencia.

2. El plan de trabajo. Este primer paso debe hacerse, una vez al tener claro lo que el catedrático o jefe pide. Como decimos los hondureños “en el acto”. Así que anota las partes de la asignación y distribúyelas lo más equitativamente posible. Debes anotar fechas preliminares y fechas finales.

3. ¿Debo o no, delegar? Buena pregunta. Sí, tienes qué. ¿Y si soy muy meticuloso? Bueno, puedes serlo, pero no creo que quieras ser un tonto, a la vez. En fin, delegar a veces puede costarnos mucho, pero te tengo un truco. Estipula fechas muy próximas a suceder. Así tendrías tiempo para revisar cómo va todo quedando, y podrán entre todos buscar viables correcciones.

4. El 80% es suficiente. Al igual que algunos de ustedes, soy a veces muy exigente. Pero, créanme, que algo esté bien en el 80% puede salvarnos de mucho y luego como en el paso anterior es mencionado, sólo hay que retocar lo hecho. Ésto será mejor que hacerlo todo por tu propia cuenta. Aunque ya sé que me dirás que en algunos casos todo está malo, pero…Mantengamos la esperanza, no siempre ocurre lo peor.

5. Quien trabaje obtendrá sus puntos, para que todo sea justo. De lo contrario, nos veremos en la dura situación de tener que privarnos de escribir algunos nombres en las portadas. Cuando llegues a este punto debes tocarlo con delicadeza, ya que si lo dices con el tono incorrecto podrá sonar rudo. Puedes intentar algo así: “Chavos, yo sé que todos tenemos responsabilidades, y ésta no es la excepción, esforcémonos para obtener todos los puntos. Y bueno, queda claro que quien no trabaje no puede ser partícipe de los resultados que por esfuerzo de otros se ha ganado. Así que para evitar incomodidades, hagamos cada quien conforme lo hemos planeado.”

Eso es lo que utilizo y me ha funcionado, espero algo de ello sea útil también para ustedes. En el escenario más oscuro tendrán que interceder de distintas maneras, mas espero que no tengan que llegar a tan penosos casos. Recordemos que una voz con determinación pero suavidad a la vez, es la clave para saber tratar con los demás. Por supuesto, que puedo añadir mucho más detalle, pero no es esa mi intención.

Me dicen cómo les va, y recuerden consensuar TODO, esta guía debe adaptarse a un NOSOTROS, y no se puede tomar las riendas como un líder totalitario.

Con amor,

Amparo Cribas.

Les diste un enemigo en común…

Replicó Phil Coulson a la comandante Reyes, después de que ésta se mofaba de que él tenía un mal equipo. Fitz-Simmons, un físico nuclear y una bioquímica y Grant Ward, un agente de combate de S.H.I.E.L.D. pasaban discutiendo por discrepancias en el modo de operar cuando estaban en campo. Sin embargo, en el segundo episodio de la primera temporada al ser secuestrados en su propia nave, se unen para encontrar la solución más viable y la hallan. (Realmente, amo esa serie, la veo desde que tengo quince años.)

En esta ocasión les hablo al respecto porque considero que independientemente del origen que tengamos lo único que tenemos que tener fijo en nuestra mirada es un objetivo común. Por favor, en cada situación que enfrentes mantente como un líder, sim dar lugar a los sesgos y comprométete con lo que quieres lograr.

En nuestra vida, todo es más fácil cuando se lucha por una causa y que ésta sea común. No siempre es fácil. Digo, en algunos casos, hay muchos obstáculos. Por ejemplo, recuerdo en el colegio haber trabajado con una muchacha que me detestaba, pero yo estaba consciente de que ella posee habilidades y que éstas serían útiles para alcanzar la meta colectiva. Ella sabía lo mismo de mi persona. Por lo tanto, logramos montar grandes proyectos a pesar de las discrepancias emocionales que existían.

Busca un enemigo en común…

Te ahorrará problemas y te beneficiará muchísimo.

Con amor,

Amparo Cribas.

Busca un amigo

La respuesta es no. No puedes luchar con ésto solo, Ricardo. “Pero, nadie me puede ayudar.” – “Hay alguien, búscalo”. – “No hay nadie, señorita”. Las excusas crecían y la voz de mi maestra me irritaba una y otra vez, yo solo quería luchar con ésto sin tener que molestar a más nadie. Es mi problema y no el de los demás. “Ricardo, una última cosa: ésto no es para siempre… hoy puedes necesitar ayuda, mañana ya no.” Aquella promesa que me garantizaba que sería una asistencia efímera, me hizo proceder. Busqué un amigo.

La ayuda idónea no es fácil de encontrar, pero cuando la necesites ve por ella, aparecerá.

Amor humano con Anatomía de Jirafa

Ámame como humano,
con anatomía de jirafa,
con las mismas 7 vértebras cervicales,
pero con el doble del tamaño nuestro,
asfixiame con su grandeza
y quítame la hipoxia con su corazón,
que equivale a 50 de los nuestros,
con potencia que anhelo que nos pertenezca,
con intensidad que aumenta día con día.

Cada día…

Crecer es una maravilla. Realmente es duro, pero, a la vez es algo por lo cual sentirse orgulloso. Me encanta cursar clases en la facultad, son tres meses en los cuales mi enfoque es uno, son alrededor de 93 días en los que todo es acerca de un objetivo específico. En medicina yo me comprometo a hacerlo así, porque considero que cada detalle es valioso. Es como que si nuestra vida es un sacrificio pero por un bien mayor. Realmente me siento feliz de poder ofrendar mis años a una buena causa, aunque haya momentos en los cuales mi única compañía sea mi sombra, eso al final, no importa, porque cuando alguien es ayudado, todo lo demás es automáticamente borrado. Realmente, no sé qué será de mí, dentro de unos años, quizás viva, quizás muera, pero suceda lo que sea, puedo abrazar mi presente y estar eternamente agradecida por cada adversidad que se me ha dado porque la he transformado con su ayuda en oro, y sin esos escollos, sin ese camino de piedras, no podría ahora tener principios de benevolencia. Gracias Dios, porque mi vida es un fragmento, una muestra significativa, de lo que puedes llegar a hacer aún en un corazón roto, aún en uno sufrido… aunque haya dolido. Te amo, Señor y espero, que cada persona que lea ésto sepa que sus esfuerzos valen, y que el dolor no es una maldición cuando optamos por tomar la mejor decisión. No sé por qué horribles experiencias estén atravesando, pero, la esperanza es su valioso regalo, y su vida es la oportunidad que está esperando para cambiar al mundo, para cambiar el suyo.

Éste debe ser el lugar…

Ya no tengo intenciones de “llamar la atención de él”, quizás no quiero volver a hacerlo, nunca. No soy un producto, no quiero venderme, el mercadeo quiero alejarlo de aquí aunque indirectamente siempre se introduzca en mí.

Hoy le escribo al final, porque me cansé de los comienzos, y no me es para nada necesario…constatarles cuántas veces o de cúantas maneras lo he intentado para que en unas pocas ocasiones haya funcionado, y lo haya hecho mal.

Estoy agotada de fabricar miradas que penetran en sus almas, para salir de ahí vacías en un par de días.

Solía temerle a los finales… y querer comienzos acelerados. Hoy no quiero ni uno ni el otro. No los anhelo, porque no se me apetecen, no porque no pueda suscitar esos eventos a los cuales simple y sencillamente ya me acostumbré.

Ido
En lugar de tu llegada, he escrito tu partida, pues de ella sí tengo garantía.
(Se ha ido.)

Amparo Cribas Cruz, un fragmento de I D O .

Cuando estás hecho m…

4

Cuando estas hecho macarrones ¿Se imaginaron algo distinto? Jajaja. Cuando te encuentras muy mal lo importante es seguir. Puede que no tengas una meta fija, pero aún una vaga dirección servirá para guiarte. No necesitas tomar la mejor decisión, sino una, cualquiera que se aproxime a lo que quieres lograr.

Como lo dice Sheryl Sandberg en su libro Lean in: “Si te ofrecen un asiento en un cohete, no preguntas qué asiento. Simplemente te subes”. Lo importante es tomar las riendas de nuestros caminos y olvidarnos de que todo salga bien. Sí, descuidar la perfección y confiar en la simple y sencilla acción sin detención.  

A mí, me encanta ser meticulosa. Pero, según voy creciendo me voy dando cuenta de que no todo necesita de mi completa atención. Para aquellos que están acostumbrados a que todo salga a un alto nivel de calidad (a nosotros nos cuesta mucho) es complicado dejar ir algunos asuntos, pero es necesario. En especial lo es, cuando has pasado por algo difícil. Por ejemplo, el final de una relación amorosa, la muerte de un familiar, el arribo de una enfermedad curable o no, un accidente, la pérdida de un miembro del cuerpo, etc.

Todas esas situaciones necesitan de una sola cosa “A V A N Z A R”. Dar un paso, cada día, no importa que sea corto o largo, pero darlo, porque cuando uno esta hecho mierda, tiene que considerar que no para siempre se esta así y que aún con adversidades encima podemos ofrecerle algo positivo al mundo.

¡Ya basta de avergonzarnos cuando nos va mal!

¡Acoge tu vida tal y como esta ; píntala de colores brillantes y poderosos!

Como siempre me decía, mi papito lindo:

“Lo que uno tiene, hija, es lo mejor”.

Por cierto, perdón papá por usar esa palabra soez, es que vos sabes que justo así uno se siente a veces, pero no es para siempre.

Te amo,

papá.

Con amor,

a los que sufren,

(a los que sufrimos),

Con amor,

a cada etapa de la vida,

Amparo Cribas.

Pueden escribirme en estos comentarios o enviarme un correo a nykollcribasc@gmail.com

Su opinión es  única y valiosa.

¡Vamos, júzgame!

3

Por mucho tiempo usé esa frase el año pasado. Me cansé de querer ser agradada por todos y supe que así jamás sería feliz. En mi país, Honduras, existe un adagio popular “nadie es monedita de oro, para caerle bien a todo mundo”. No pudo ser más exacta la frase. Con esta nota no pretendo incitarles a tomar malas decisiones, sino a hacer todo con una buena intención  y defender vuestros propios principios aunque a veces la multitud este en contra de ellos.

Control de Lectura Mateo

Este control de lectura es una experiencia que vivo frecuentemente y lo comparto con ustedes para que conozcamos de la palabra de Dios y simultáneamente puedan sumergirse en la mente de una estudiante de medicina de tercer año y una persona común y corriente; mezclo mi vida y hago que funcione la inquietud de mi alma.

Mateo 10

28: No tengan miedo de los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; teman más bien al que puede perder el alma y el cuerpo en el fuego. 

Comentario (C): Los que matan el cuerpo, por ellos no hay que acoquinarnos, pero aquellos que pueden perder, ojo que dice primero, el alma, y luego el cuerpo en el fuego, a ellos sí, porque se carcomen por dentro y eso les llega hasta afuera.

Mateo 11

3: (Juan El Bautista en la cárcel envió a sus discípulos) a preguntarle: ¿eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?

4: Jesús les respondió: vayan y cuenten a Juan lo que han visto y oído:

5: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y se anuncia el evangelio a los pobres.

Medicina Basada en la Evidencia (MBE) es una clase que me gusta mucho, nos la imparte una oncóloga, y ella es una gran eminencia. Cuando aprendíamos el término de MBE se hacía hincapié en que no basta con la pericia o maestría clínica para atender a un paciente sino que se necesita también de la mejor evidencia además de una buena y habilidosa práctica. En fin, es bonito cuando Juan pregunta y Jesús responde con evidencia, es decir, el que los ciegos vean, y los cojos anden… le confirma a Juan su incógnita dejándolo así sin lugar a dudas. Por ello, tanto en medicina como en la vida cotidiana, o en la historia bíblica es vital  presentar hechos que ameriten seguridad y certeza. 

 

Miedo a los Maestros

Miedo a los Maestros - Neyba Cerén

Aún no sé cómo titular este artículo, iré esclareciendo mis ideas paulatinamente y algo se me ocurrirá. Quiero desmantelar un problema que está llevando a condiciones deplorables el potencial creativo que puede surgir en los salones de clases. Es el miedo a los maestros. Este inconveniente es común pero no puede, ni debe, seguirse propagando ¿saben por qué? Es sencillo. El aprendizaje se limita.

Las participaciones de la audiencia brindan la retroalimentación idónea a los catedráticos para que se innove y  se mejore lo transmitido. Sin ellas, lo aburrido viene en camino.

La verdad, tomará mucho tiempo ser detallada con esta nota, pero necesito hacerlo, porque estoy cansada de presenciar auto-humillaciones.  Con esto me refiero a que antes de hablar, mis compañeros ya se sienten abochornados.

Debe ya quitarse esta idea de que el alumno es inferior. Tampoco es superior, es sencillamente, merecedor de respeto; ambos personajes lo son.

Argumenta sin culpa. A algunos estudiantes les parece que argumentar es un pecado, les aseguro algo: no lo es. Claro… no pretendo motivarles a ser malcriados. Ni que traten de impresionar, o llamar la atención. De forma modesta, se puede pedir una explicación si algún dato no es transparente o exponer por qué se considera que esa respuesta es incierta, y por supuesto, todo será mejor si contamos con evidencia de fuentes fidedignas para respaldar nuestro litigio.

El bocho, ya viene, pero tu dignidad se sostiene. Con esta frase me refiero a que muchas de las personas que imparten la clase no tendrán tacto. Take it for granted, honey. Muchos de ellos, serán pobremente subjetivos, y en lugar de aclarar tus dudas buscarán hacerte ver como un tonto. Pero debes considerar dos puntos, uno, eso dice mucho de su poca educación interpersonal, dos, no eres tal cosa, y las personas que respeten, no te verán como uno. En el peor de los casos, aunque nadie buscase apoyarte, debe bastarte saber quién eres por ti mismo, es decir, no buscar la aprobación de nadie, ya que la dignidad es inherente al ser humano.

Las represalias son un riesgo que hay que tomar.  El consejo más valioso que gracias a mi tío Hernán tengo, es: hablando se entiende. Uno no tiene por qué ser prepotente. Las represalias generalmente vienen cuando una persona se enfrenta a los maestros de forma grosera y tratando de hacerlo quedar como un estúpido. Todos nos equivocamos. Algunos son más competentes que otros, pero todos tienen un valor que no se debe pisotear.

Se piensa en muchas ocasiones que quedar como idiotas es un suicidio reputacional. No lo es. Al contrario, el daño radica en quedarse callados. En mi artículo: La Opinión no es una Serie de Requisitos hablo mucho tocante a mi inconformidad en algo similar.

En fin, queridos compañeros, mi intención no es criticarles por tener miedo, ya que las circunstancias no propician un escenario diferente. En realidad, es que se den cuenta que quedarse callados es un grave problema, ustedes se van carcomiendo por dentro y no se dan cuenta de cuán capaces, inteligentes y astutos son. Necesitamos su valentía; su opinión.

Con mi corazón colgando,

y cansada de ver injusticias aún en los sitios de educación,

Amparo Cribas.

La historia detrás de la ilustración:

En mi trabajo como blog, muchas veces hago colaboraciones, en esta ocasión fue con mi buena colega, Neyba Cerén, ella siempre logra sorprendernos con su arte, es auténtico, apasionado y real.

Tomado de nuestra conversación:

Yo quería dibujar una manzana podrida, pero al final decidí que no, porque ésta no necesariamente representa una mala docencia. Entonces, decidí, mejor colocar al profesor armado. Alguien que señala, alguien que te grita, y te mata a veces hasta los sueños. Hace mucho, un estudiante de literatura me dijo que sus educadores son muy groseros al punto de decirle a sus pupilos que jamás serían buenos escribiendo. Y que feo decirle eso a un alumno, que sueña.

Pueden dejar su comentario, o escribirme a mi correo: nykollcribasc@gmail.com para  manifestar sus posturas al respecto. Con gusto les atenderé.

Tus logros saben mejor cuando son tesoros escondidos.

1

Escribo este largo titular con una intención: estatuir que los logros no son para esparcirse sin prudencia porque pueden llegar a generar envidia o desdén. Durante mucho tiempo pensé que los “envidiosos” existen porque sencillamente así son. Pero, más adelante me di cuenta de un pequeño detalle, a veces las actitudes de algunas personas incita a “envidiar” y eso pretenden, ya sea si lo saben o no.

Tus logros saben mejor cuando son tesoros escondidos.

No tienes por qué divulgarlos contra viento y marea; esa no es tu misión. Esconde tus tesoros y solo difúndelos cuando realmente amerite. En ese entonces, propágalos con delicadeza; enfatizando el esfuerzo y la lección y no la remuneración. Siguiendo estos pasos podrás en lugar de suscitar envidia, impeler a la inspiración para que otros se animen a seguir tu ejemplo y mejorar este mundo que necesita del potencial, autenticidad y peculiaridad de todos.

Mi propósito principal con esta nota es promover la modestia para que cese la soberbia y podamos juntos construir una sociedad más cálida. En especial, porque existen acciones negativas que ejecutamos sin darnos cuenta de la magnitud de su alcance. Cuando algo está mal necesita hablarse al respecto, para resolverlo, con meditación y acción (en este artículo hablo al respecto: El Sentido Pragmático).

Con amor a la prosperidad mutua,

Amparo Cribas.

Pueden escribirme en estos comentarios o enviarme un correo a nykollcribasc@gmail.com

Me encantaría conocer su opinión;

es  única y valiosa.

¡Saludos a mis lectores de Honduras, Estados Unidos, Colombia, México, Perú, El Salvador, España, Argentina, Costa Rica, Venezuela, Canadá, Uruguay, Panamá, Guatemala & República Dominicana!

 

Análisis Crítico de Génesis 1 y 2

2

Les comparto esta tarea de mi clase de Doctrina Social de la Iglesia.

La imagen de Dios reflejada en el ser humano es un enigma a gran nivel. En este análisis crítico hago uso de los conocimientos adquiridos en la primer clase de Doctrina Social de la Iglesia y de aquellos que he obtenido al profundizar en las palabras plasmadas en Génesis 1 y 2 para desmantelar mi interpretación sobre la dignidad que ser creados por Dios nos confiere.   

Es interesante cómo nace la Doctrina Social de la Iglesia. Lo considero un intento de las autoridades religiosas por brindar apoyo y guía en los polémicos problemas que se viven en aquel estado del momento actual. Se dan cuenta pues, que quedarse de brazos cruzados no es una opción y se procede a crear documentos que de alguna manera ayuden a mitigar el maltrato comunitario que se estaba experimentando por la falta de valores morales. Las desigualdades sociales y económicas que se viven en el siglo XIX aumentan hasta dejar despojado al ser humano de su dignidad. Se le humilla, no se le respeta; se le explota.  

Si se busca en el diccionario de Google la definición de dignidad aparece lo siguiente:

Cualidad del que se hace valer como persona, se comporta con responsabilidad, seriedad y con respeto hacia sí mismo y hacia los demás y no deja que lo humillen ni degraden.

Sin embargo, creo que a este concepto le hace falta enfatizar que no tienes por qué hacerte valer como persona, sino, que ya vales; por el simple hecho de haber sido creado a imagen y semejanza de Dios. También debe añadirse que la dignidad puede ser violada cuando no respetamos a los que nos rodean. Entonces, con este último punto infiero que, la dignidad depende de dos factores. El primero, que la persona llamada digna, esté consciente de que lo es. El segundo de que cuando alguien lo trate, lo haga con delicadez y consideración. Depende pues esta cualidad de que haya armonía y empatía mutua.       

El concepto de dignidad se ha tergiversado a lo largo de los años. Ahora, en día me molesta, personalmente, que mi prójimo tenga la idea errónea de que “lo material” es lo que te hace ser más digno que alguien. Todos deberían caminar empoderados con una misma confianza, ya sea que tus tenis sean de los que compras en el centro comercial o en el mercado, que tu ropa sea usada o nueva ¿Por qué estamos tan desunidos e insensibilizados? ¿Qué es esa falta de educación demostrada cuando no se saluda a las personas más humildes? ¿Por qué se empeña la gente en ver de menos a aquellos que son mas necesitados? Me encoleriza que se pueda crear cotidianamente una forma de pensar tan elitista.   

¿Somos de una distinta especie? ¡Claro que no! ¡Señores  y señoras que se abra de una vez por todas su mente! ¡Qué nos demos cuenta de que debemos cooperar para mejorar la situación colectiva y no la individual! ¡Démonos cuenta de una vez por todas que las buenas acciones deben propagarse sin escatimar nuestras posibilidades! ¡Qué las buenas intenciones son la raíz hacia un progreso sostenible! No seamos interesados. Dejémonos de una vez por todas de consumir por la pobreza mental en la que el dinero e incluso la educación nos da potestad de tratar indignamente a los demás. ¡Ya basta de tanta estupidez sin fundamentos o con fundamentos espurios!  

No debemos avergonzarnos de quiénes somos ni de cómo somos. La razón queda evidenciada en estos versículos de Génesis 1:   

26: Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza; y que le estén sometidos los peces del mar y las aves del cielo, el ganado, las fieras de la tierra, y todos los animales que se arrastran por el suelo”.

27: Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón y mujer.”

Cuando leía Génesis 1, busqué cómo relacionar el tema de este análisis con lo ahí reflejado. No me tomó mucho tiempo deducir que somos parte de la historia de Dios, y en ella, el protagonista no solo es él sino también nosotros. Es como que si hubiese repartido toda su virtud en estas vasijas de carne, para que podamos replicar a gran escala el amor que él nos ofrenda. En este capítulo de la Biblia, se manifiesta como es que por ser hechos a imagen y semejanza suya busca ordenar todo para proporcionarnos un ambiente ideal y bonito. El Señor nos tiene como una extensión suya, y por lo tanto, a través de la organización que le brindó en aquel tiempo a la tierra nos hace saber cuán importantes somos para él.

Sin duda alguna, tomando en cuenta de que somos imagen de Dios, debemos esforzarnos por reflejar su naturaleza.  Podemos ser una voz apacible cuando haya conflicto, una mano que diga ¿En qué te ayudo? un cuerpo dispuesto a abrazar al afligido y a aquellos que apreciamos, un consejo sin regaño para el arrepentido. Nosotros podemos ser los unos a los otros el Rostro de DIOS.

En Génesis 2 se aprecia:

7 Entonces el Señor Dios modeló al hombre con arcilla del suelo, sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre se convirtió en un ser vivo.

8 El Señor Dios plantó un jardín en Edén, hacia el oriente; y colocó en él al hombre que había modelado.

En ese entonces, somos seres vivientes creados con amor, y puestos en un huerto con muchas comodidades que nos son dadas sin pedir algo a cambio, bueno, nada más que obediencia.

También me llama la atención este versículo:

25 Los dos estaban desnudos, el hombre y su mujer, pero no sentían vergüenza.

La dignidad fue por lo tanto desde los tiempos de Adán y Eva algo inherente e independiente de un valor material.  

Concluyo que la imagen de Dios, está sellada en la plataforma del cuerpo humano y aunque haya tanta confusión debemos esforzarnos por difundir la dignidad que se nos ha sido dada sin condición o requisito. Habiendo tantas maneras de demostrar nuestro amor no podemos dejarlas sólo pasar. Hay que hacerlas nuestras, y llenar a todo el que nos rodea de la Energía y Paz que Dios nos sabe dar. ¿Cómo podemos nosotros, hermanos, reflejar el rostro de Dios? Podemos ser esa grata experiencia para  a nuestro prójimo, podemos ser ese refugio para los demás.

La carta que nunca acaba

11/6/2019 9:32 p.m.

Te escribo una carta,

hoy.

Te escribí una ayer,

te escribiré una mañana

y quizás al soñar te las puedo entregar.

Ver partir al hombre más fuerte que he conocido en toda mi vida, fue un evento que me destroza y el cual no pude en ese momento, y tal vez tampoco ahora en su totalidad asimilar. Así como los niños pequeños dicen que su papá es su héroe, él sigue siendo el mío. Podría sin parar nunca, contar solo una parte de todo lo que mi papá hizo por mí y continúa haciendo. Digo “continúa” porque para mí no se ha ido, y también porque cada una de sus enseñanzas perduran dentro de mi corazoncito y dentro de mi alma. A mi papá lo adoro. Por eso sigo, adelante, porque sé que nos queremos tanto que aún la muerte no logra separarnos por completo. Aunque cómo me gustaría volver a compartir una de mis anécdotas con él o cualquier relato de fracaso o éxito.

Sigues siendo mi papá.

Te amo.

¿Eres un fracasado o tienes un fracaso?

Al ser humano no le gusta fracasar. Posiblemente sea el sentimiento más humillante que se pueda experimentar. Pero, la verdad es que no todo termina ahí. Aún hay algo más. ¿Eres un fracasado o tienes un fracaso? El hecho de no haber alcanzado lo anhelado no quiere decir que eres un perdedor. ¡DEBES LEVANTARTE Y SEGUIR! ¡Así es, continúa! Mientras sigas, te quitarás el traje de fracasado, si te detienes entonces sí serás uno. Quiero decirte que no debes obviar los siguientes hechos:

  1. Acciona y después perfecciona. Una persona exitosa tiene ideas y las pone en práctica. Ésto no es tan difícil. Pues lo único que debes hacer es obedecer los impulsos cuando surjan las ideas y realizarlo sin pensar en quienes las aceptan o no.
  2. Lo importante es que te seas fiel, a ti mismo (por si queda duda). Si tú sientes que tienes una idea muy buena, entonces defiéndela contra viento y marea. Obviamente puede que existan mejoras, pero al principio lo que importa es ACCIONAR, la perfección viene después. (Críticas y Halagos; al descubierto.)
  3. En ¡Ámalo en Bruto! hablo sobre algo similar.

2. La edad es una variable. Se nos dice, estas muy pequeño para darme lecciones. Pero, algo que también he aprendido es que los adultos no tienen porque menospreciar el entendimiento de alguien menor. Todos tenemos algo que aprender y algo que enseñar, así que por miedo a que dirán los mayores que tú, no te detengas. Puede que te equivoques, pero es un riesgo que debes tomar y no debe por qué molestarte.

3. El éxito es personal. A veces nos dejamos engañar por la fama y el dinero. Pero no hay nada mejor que vencer tus propios miedos y alcanzar esas pequeñas metas que te llevan a alcanzar grandes sueños. Algunas cosas se hacen a escondidas, pero tarde o temprano saldrán a la luz. No te dejes comercializar. ¡Eres quien eres!

4. ¡Busca por todas partes! El que busca encuentra,  no lo digo yo, lo dice la Biblia y lo confirma Dios. No hay mucho que explicar por aquí, solo te digo que hay quienes encuentran y otros a quienes se les crea una oportunidad. Puedes ser cualquiera de los dos. ¡No te canses de luchar! Hay recompensa. Dios todo lo ve.

Porque el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abre.  (Lucas 11:10)

¡Te quiero mucho, lucha fuertemente Guerrero! 

La victoria es que seas imparable.